La Meditación es un camino hacia la felicidad
Meditaciones Guiadas

Calmar la mente es una de las cosas más difíciles de aprender, una manera de hacerlo es guiando los pensamientos. Si te das cuenta, todo el tiempo estás pensando y pocas veces lo manejas de manera consciente, simplemente llega, hasta cuando duermes, y a veces son tan repetitivos que te desgastan física y emocionalmente.

La mayoría de las veces, si no es que todo el tiempo, tus pensamientos generan tus emociones, y no debe suceder así. Las Meditaciones Guiadas te ayudan a ir dirigiendo tus pensamientos, cuando lo logras, tú decides qué pensamientos te funcionan, cuáles no y es más fácil desecharlos o cambiarlos. Notarás que tus emociones cambian, el estrés, la tensión, la angustia y las preocupaciones disminuyen; esto se debe, a que respirar conscientemente y guiar tus pensamientos te ubican en el Aquí y el Ahora y los sentimientos disfuncionales son generados por estar atado al pasado o preocupado por el futuro.

La contemplación es pieza fundamental de la Meditación. Contempla tu mente. No hagas nada, no quieras nada, só¬lo observa lo que la mente hace. No la perturbes, no la obstaculices, no la re¬primas. Limítate a ser un observador, contemplar te ayuda a dejar de hacer juicios y te da libertad. A medida que observes, lentamente, la mente se vaciará de pensamientos. La Meditación te ayuda a reconocer y a dejar de interpretar.

Beneficios

Una vez que comprendes qué es la Meditación, las cosas se aclaran. Cuando las ideas desaparecen, cuan¬do no hay más nubes a tu alrededor, cuando te centras sólo en tu Ser, se produce la claridad. La Meditación es claridad, absolu¬ta claridad de la visión.

La Meditación te dará más y más inteligencia, te volverá más vivo y más sensible, tu vida se enriquecerá, tu descanso será más profundo, meditar genera un estado de relajación, de confianza en la vida, en tu ser, de expansión, de felicidad y de amor.